OmShantiOm
Inicio Buscar Enseñanzas Estudios Links relacionados Contacto

Rambha

 

Vínculos de familia

Cónyuges/Hijos(as)::
1. Maya

Rambha

  • Consorte (1): Maya

  Descripción:

Doncella celestial (Apsara) de la corte de Indra quien con frecuencia le pedía que rompiera con sus encantos las penitencias de los sabios.
Por su extrema belleza y por ser experta en artes de la danza, la música y el amor, se la considera la reina de las apsaras.

  Observaciones y comentarios:

  • Según el Ramayana de Valmiki, en una oportunidad el demonio Ravana ultrajó a Rambha por lo que Brahma lo maldijo sentenciándolo a que estallen sus cabezas si volvía a ultrajar a otra mujer. Es por esta maldición que la castidad de Sita fue protegida al ser raptada por Ravana.
  • Según cuenta la leyenda, Rambha fue creada por la mente de Lord Brahma durante el batido del océano por los dioses y demonios.
  • Al intentar pertubar la penitencia del sabio Vishwamitra, quién estaba intentando convertirse en un Brahmarishi, éste la maldijo convirtiéndola en roca por el termino de 10.000 años hasta que un brahmán la liberara.
  • [...] En las montañas del Himalaya había una cueva muy sagrada; cerca de ella corría el hermoso río celestial.
    Esta ermita tan santa y bella atraía mucho la mente del sabio celestial Narada.
    Al ver la montaña, el río y el bosque, su corazón comenzó a sentir amor por los pies del señor de Laksmi.
    El pensamiento de Sri Hari rompió el encanto de la maldición; y su mente, pura por naturaleza, entró en éxtasis.

    Al ver el estado del sabio, Indra sintió aprensión.
    Llamando al dios del amor, le recibió con gran honor y le dijo: "Te pido que vayas con tus compañeros".
    El dios del amor partió muy contento.

    Indra temía que el sabio celestial quisiera ocupar su puesto. Los avariciosos siempre tienen miedo de todos como el malvado cuervo.
    Igual que un perro tonto, al ver al rey de los animales, sale huyendo con un hueso seco, temiendo en su ignorancia que el león se lo robe, Indra, libre de escrúpulos, actuó de esa forma.

    Cuando el dios del amor llegó a la ermita, con su poder ilusorio hizo que surgiera la estación primaveral.
    Capullos multicolores aparecieron en los árboles; los cucos cantaban y las abejas zumbaban.
    Brisas deliciosas, frescas, suaves y fragantes soplaban, avivando el fuego de la pasión.

    Rambha y otras doncellas celestiales, de aspecto siempre joven, y expertas en amoríos, cantaban dulces melodías y se entregaban a muchos juegos, con una pelota en la mano.
    El dios del amor se sentía feliz de ver a sus compañeros y empleaba muchos trucos engañosos.
    Pero estos trucos no producían ningún efecto en el sabio.
    Cupido, sintiéndose culpable, tenía miedo de su propia destrucción.
    ¿Cómo se puede atrever alguien a traspasar las fronteras de aquel que tiene como protector al Señor de Laksmi?
    Sintiéndose decepcionados, el dios del amor y sus amigos conocieron su derrota y se agarraron a los pies del sabio, hablándole con profunda humildad. [...]

    Rambha + Maya.