OmShantiOm
Inicio Novedades Enseñanzas Estudios Glosario Links relacionados Contacto Buscar

Sabio Yajñavalkya

 

Vínculos de familia

Sabio Yajñavalkya

  Descripción:

Es quien relata al sabio Bharadwaja el diálogo que el Señor Shiva tiene con Uma relatándole la historia de Sri Rama.

Tulsidas dice:
[...] Yo repetiré la encantadora historia que Yajñavalkya relató al buen sabio Bharadwaja.
Dejad que todas las almas buenas la escuchen con un sentimiento del placer.

Esta encantadora historia fue concebida por Sambhu, quien gentilmente la transmitió a Su Consorte Uma.
Shiva la impartió una vez más a Kakabhusundi, sabiendo que era un devoto de Sri Rama y calificado para escucharla.
Y fue Yajñavalkya quien la recibió de este último y la narró a Bharadwaja.

Tanto el recitador, Yajñavalkya, como el oyente, Bharadwaja, son igualmente virtuosos; ven todo por igual y están familiarizados con los pasatiempos de Sri Hari.
Como una fruta emblica myrobalan puesta en la palma de nuestra mano, ellos tienen el pasado, presente y futuro dentro de su conocimiento.
Además de ellos, otros devotos iluminados de Sri Hari también recitan, escuchan y entienden esta historia de diversas maneras.
[...]
Tulsidas cuenta como Bharadwaja conoce a Yajñavalkya:
[...] El sabio Bharadwaja vive en Prayaga; está totalmente dedicado a los pies de Sri Rama.
Gran asceta, ejemplo de autodominio, mente recta y compasión, es un ser muy avanzado en el camino espiritual.
En el mes de Magha, cuando el Sol entra en el signo de Capricornio, todo el mundo visita la principal ciudad santa, Prayaga. Ejércitos de dioses y demonios, Kinnaras y hombres, se bañan con devoción en el triple río del Ganges, Yamuna y Saraswati.
Adoran los pies de loto del Dios Bindumadhava, y el contacto con el inmortal árbol del banyan produce un gran estremecimiento en sus miembros.

La ermita de Bharadwaja es un lugar sumamente sagrado, muy bello y atrayente incluso para los grandes ermitaños y todos los sabios y videntes que se bañan en este santo lugar.
Al amanecer todos hacen sus abluciones con gran fervor y luego hablan entre ellos sobre las virtudes de Sri Hari.
Hablan de la naturaleza de Brahma, los preceptos religiosos y la clasificación de las principales entidades, y expresan su Devoción al Señor con claridad espiritual y desapego.
Se bañan durante todo el mes de Magha y luego cada uno regresa a su ermita.
Todos los años hay un gran regocijo, y tras haber realizado sus abluciones cuando el Sol está en Capricornio, todos los sabios se dispersan.

Una vez, habiéndose bañado durante todo el período de Capricornio, cuando todos los sabios se habían ido a sus ermitas, Bharadwaja agarró de los pies y detuvo al supremamente sabio santo Yajñavalkya.
Con mucho respeto lavó sus pies de loto y le ofreció un asiento sagrado.
Y alabando su justa fama con fervor religioso, Bharadwaja habló con palabras dulces y reverentes:
"Santo señor, una gran duda aflige mi mente. A ti te ha sido revelado todo el misterio de los Vedas.
Tengo miedo y vergüenza de confesar la duda; y si me la guardo, pierdo una gran oportunidad.
Los santos lo han afirmado, y también los Vedas, Puranas y los sabios han dicho claramente que la sabiduría no puede nacer en el corazón si uno esconde algo a su maestro espiritual.
Acordándome de esto, voy a descubrir mi locura, Señor, disípala y ten piedad de este siervo.

Los santos, los Puranas y Upanishads dicen también que el poder del Nombre de Rama es ilimitado.
El inmortal Señor Shiva, fuente de alegría y mina de sabiduría y bondad, lo repite sin cesar.
Hay cuatro grandes clases de seres vivos en el mundo; los que mueren en la santa ciudad de Kasi alcanzan el estado más alto.
Esto también realza la gloria del Nombre de Sri Rama, oh gran sabio, pues este mismo Nombre es impartido por el Señor Shiva a las almas que mueren en Kasi.

Te pregunto, señor, quién es ese Rama; te ruego que me lo expliques, oh fuente de compasión.
Rama es el príncipe de Ayodhya, y sus hazañas son conocidas en todo el mundo.
Su pena fue infinita al perder a su esposa; y lleno de furia, mató a Ravana en una batalla.
Es este mismo Rama, señor, o acaso otro, aquél cuyo nombre repite sin cesar Shiva?
Tú encarnas la sabiduría y la verdad; por eso te pido que me des una respuesta.

Maestro, cuéntame con detalle la historia para que así desaparezca mi gran confusión."

Yajñavalkya dijo sonriendo:
"Tú ya conoces la gloria del Señor de los Raghus. Eres devoto de Rama de pensamiento, palabra y obra.
He llegado a conocer tu ingeniosidad.
Tú deseas escuchar la historia de las virtudes que encierra Rama; por eso me has preguntado como si fueras un ignorante.

Escucha, pues, hijo mío, con atención, mientras te cuento la hermosa historia de Rama.
La espantosa ignorancia es el gigantesco demonio Mahisasura, mientras que la historia de Rama es la temible Kalika.

La historia de Rama es como los rayos de luna que bebe el pájaro chakora, y están representados por los santos.
Una duda parecida fue expresada por un gran ser, Bhavani, y el gran dios Shiva se lo explicó detalladamente.
Ahora te contaré como mejor pueda el diálogo entre Uma y Sambhu.
Escucha, oh sabio, cómo se produjo este diálogo, y tu tristeza desaparecerá.


///

Bharadwaja se alegró mucho al oír la dulce y hermosa historia de las obras de Sambhu.
Su deseo de escuchar la historia creció y creció hasta la exageración; las lágrimas aparecían en sus ojos y el pelo de su cuerpo se encrespaba de gozo.
Dominado por la emoción no podía pronunciar palabra.

El sabio iluminado Yajñavalkya se sintió feliz al ver su estado.
"Bendito en verdad es tu nacimiento, oh gran sabio; para ti el Señor de Gauri es tan querido cómo tu propia vida.
Los que no aman los pies de loto de Shiva no pueden ni soñar en agradar a Rama.
El amor puro por los pies de Shiva es la señal más clara de la devoción a Rama.
¿Quién es tan fiel al Señor de los Raghus como Shiva, que renunció a una esposa inmaculada como Sati y manifestó una devoción suprema a Rama con Su promesa de inquebrantable fidelidad?

Hermano, ¿quién puede ser tan querido para Rama como lo es Shiva?
Al contarte las obras de Shiva he descubierto tu secreto. Tú eres un siervo fiel de Rama, y estás libre de toda impureza.
He visto tus virtudes y tu actitud. Escucha, pues, mientras te cuento la historia del Señor de los Raghus.
Oh sabio, no puedo decir lo feliz que me siento de haberte encontrado hoy.

Señor de los sabios, las hazañas de Sri Rama están mucho más allá de toda medida; ni siquiera mil millones de Sesas pueden describirlas.
Sin embargo, fijando mis pensamientos en el Señor que lleva un arco en la mano y es el señor de las palabras, voy a referirte la historia tal como yo la he oído.
Sarada es como una marioneta, mientras que Sri Rama, controlador interno de todo, es quien dirige la marioneta, moviendo las cuerdas con sus manos.
Cuando bendice a un poeta, sabiendo que es un devoto, hace bailar a la diosa en su corazón.
Así pues, me postro ante el bondadoso Señor de los Raghus y comienzo a cantar Sus bellas virtudes.
" [...]
La madre de Sita, la reina Sunayana, dice a la madre de Sri Rama, la reina Kausalya:
[...] "Tanta modestia, oh venerable dama, es excesiva viniendo de ti, que eres la esposa del rey Dasaratha y la madre de Sri Rama.

Los grandes hombres tratan con honor incluso al más humilde de sus sirvientes: el fuego es coronado con humo, mientras que el gran Señor Shiva y Su Consorte Bhavani son tus constantes protectores.
¿Quién en esta Tierra es merecedor de servir como ayudante tuyo?
¿Podría una luz ordinaria pretender ser un sirviente del Sol?

Después de cumplir el tiempo de su exilio en los bosques y llevando a cabo el propósito de los dioses, Sri Rama reinará sin ser perturbado en Ayodhya; y protegidos por la fuerza de los brazos de Sri Rama, dioses, Nagas y seres humanos habitarán pacíficamente en sus moradas.

Todo esto ha sido predecido por el sabio Yajñavalkya y la profecía de un sabio, señora, nunca es en vano." [...]