OmShantiOm
Inicio Buscar Enseñanzas Estudios Links relacionados Contacto
Marichi
Kala
Daksha
Sabio Kashyapa
Diti

Rey Hiranyakashipu

 

Vínculos de familia

Cónyuges/Hijos(as)::
1. Kayadhu

Rey Hiranyakashipu

  • Consorte (1): Kayadhu

  Descripción:

Demonio, rey de los Daityas.
También conocido como: Hiranyakasipu.

  Observaciones y comentarios:

  • Primera encarnación de Jaya, guardián de Lord Vishnu
  • En referencia la Nombre de Sri Rama, Tulsidas dice:
    [...] Poniendo otra comparación, el Nombre de Rama, es el Señor manifestado en un Hombre-león, y la Era de Kali es el demonio Hiranyakashipu.
    Aplastando a este enemigo de los dioses, el Nombre protegerá a los devotos que lo repiten, igual que el Hombre-león protegió a Prahlada. [...]
    [...] Entonces los sabios vieron a Gauri como si fuera la penitencia en persona. Y le dijeron:
    "Escucha, hija de Himachala: ¿por qué practicas una penitencia tan dura?
    ¿A quién adoras y qué buscas? ¿Por qué no nos revelas tu secreto?"

    "Me siento muy débil para cumplir mi misión.
    Os reiréis al escuchar mis locuras, Mi mente ha adoptado una postura rígida y no presta atención a los consejos; podría incluso levantar un muro de agua.
    Confiando en la verdad de la profecía de Narada, anhelo volar incluso sin tener alas.
    Fijaos en mi locura: Siempre ansío tener a Shiva como esposo."

    Al oír esta respuesta los sabios rieron y dijeron:
    "Después de todo, tu cuerpo debe su existencia a una montaña; dinos quién ha escuchado las palabras de Narada y quién vive en su casa.
    El llamó y reprendió a los hijos de Daksha y éstos no volvieron a ver su casa.
    Destruyó la casa de Chitraketu y luego Hiranyakashipu sufrió el mismo destino. [...]
    Lord Shiva dice a Uma:
    [...] Sri Hari tiene dos guardianes favoritos, Jaya y Vijaya, conocidos por todos.
    Por la maldición de unos brahmanes estos hermanos nacieron en la maldita especie de los demonios.
    Uno de ellos se llamaba Hiranyakashipu, y el otro Hiranyaksha.
    Se hicieron famosos en todo el universo como apaciguadores del orgullo de Indra.
    Ambos eran héroes famosos que salían victoriosos de las batallas.

    El Señor tomó la forma de un oso para matar a uno de los dos hermanos, y luego se encarnó en un Hombre-león para matar al otro, y propagó la justa fama de Su devoto Prahlada.

    Estos dos hermanos volvieron a nacer como los poderosos y valientes Raksasas: Ravana y Kumbhakarna, grandes guerreros que llegaron a vencer a los dioses.

    Aun habiendo sido matados por el Señor, los dos hermanos no alcanzaron la liberación, pues los brahmanes les habían condenado a tres nacimientos. [...]
    [...] Cuando Mandodari, mujer de Ravana, escuchó que el Señor había llegado y construido un puente sobre el océano como si se tratase de un simple juego, cogió a su esposo de la mano, lo condujo a su propio palacio y le habló con las palabras más dulces.
    Inclinando su cabeza a los pies de Ravana, le extendió la punta de su vestido en un acto de súplica y dijo:

    "Escucha mis palabras sin enfadarte, amado mío: sólo se debe entrar en hostilidad con aquél al que se puede conquistar por ingenio o fuerza física.
    Las diferencias entre el Señor de los Raghus y tú, son en cualquier caso análogas a las que existen entre la luciérnaga y el Sol.
    Él es quien dispone del Madhu y Kaitabha más poderoso y quien acabó con los más valientes de los hijos de Diti, Hiranyakashipu y Hiranyaksha, y no sólo eso, sino que es también quien sentenció a Vali y expulsó al Rey Sahasrabahu, así llamado por poseer 1.000 brazos.
    Es aquel que bajó a la tierra para aliviarla de su aflicción.
    Mi señor, no deberías oponerte a Aquél que es el Dueño del Tiempo, el destino y el alma." [...]
    [...] Malyavan, un demonio muy entrado en años, abuelo materno de Ravana y eminente consejero, pronunció palabras de grande y piadosa sabiduría:
    "Escucha, hijo mío, algunas palabras de consejo.
    Desde que raptaste a Sita y la trajiste aquí, ha habido más infortunios de los que uno puede nombrar.
    Por el contrario, nadie ha disfrutado nunca de tanta felicidad como Sri Rama, cuya gloria ha sido el tema de los Vedas y Puranas.
    El mismo gracioso Señor que se deshizo de Hiranyaksha y de su hermano Hiranyakashipu, así como del poderoso Madhu y Kaitabha, ha bajado a la Tierra, en la persona de Sri Rama.
    La hostilidad frente a aquel que es la personificación del Espíritu del Tiempo, el principio de la destrucción, el fuego que puede consumir el bosque de la perversidad, fuente de virtudes y encarnación de la sabiduría, adorado incluso por Shiva y Brahma, está bastante fuera de lugar.
    Desiste de toda querella con Sri Rama, devuélvele a la Hija de Videha y adora al Todo misericordioso, aquel que tiene el más amoroso comportamiento." [...]

    Hiranyakashipu + Kayadhu.