OmShantiOm
Inicio Novedades Enseñanzas Sagrados Escituras Sagrados Nombres Estudios Glosario Links relacionados Contacto Buscar
Suketu, rey demonio
Tadaka, princesa demonio

 

Vínculos de familia
Padres:
1. Suketu, rey demonio
2.

Cónyuges/Hijos(as)::
1. Sunda, demonio

Tadaka, princesa demonio

  • Consorte (1): Sunda, demonio

   Otros nombres para Tadaka, fueron Taraka, princesa demonio y Thataka, princesa demonio.

  Descripción:

Princesa demonio.
También conocida como: Tataka o Thataka.
Fue aniquilada por Sri Rama a pedido del sabio Vishwamitra

  Observaciones y comentarios:

  • Su padre Suketu deseaba tener un hijo pero el Señor Brahma le concedió a Tadaka, una hija con la fuerza de mil elefantes.
  • Tulsidas dice:
    [...] La gloria del Nombre es, pues, infinitamente mayor que la del Absoluto. Ahora explicaré cómo según mi parecer el Nombre es incluso superior a Sri Rama.

    Por el bien de sus devotos, Sri Rama tomó la forma de un ser humano, y sufriendo Él mismo diversas penalidades, proporcionó alivio a los piadosos.
    Por otro lado, los devotos, repitiendo Su Nombre con cariño, se convierten en moradas de alegría y bendiciones.

    Sri Rama mismo pudo redimir a una sola mujer, esposa de un asceta, mientras que Su Nombre corrigió el error de multitudes de almas malvadas.

    Por el bien del sabio Viswamitra, Sri Rama trajo la destrucción a Tadaka, la hija de Suketu, junto a la de su ejército y de su hijo, mientras que Su Nombre pone fin a las vanas esperanzas del devoto y a todos sus errores y penas, igual que el Sol termina con la noche.
    Sri Rama en persona rompió el arco de Shiva, pero la gloria de Su Nombre disipa incluso el temor al nacimiento. [...]
    [...] En los dos hermosos niños, uno moreno y otro rubio, Viswamitra había encontrado un gran tesoro. Y se decía: "Ahora me he dado cuenta de que el Señor es partidario de los brahmanes, pues por mi bien ha abandonado a Su propio padre".

    Mientras caminaban, el sabio les hizo ver a la demonio Tadaka, que al oírles huyó velozmente.
    Con una sola flecha el Señor le quitó la vida, y viendo que merecía compasión, le concedió Su propio estado. [...]
    [...] Las madres, al contemplar los miembros morenos de Sri Rama, tan suaves y atractivos, exclamaron: "¿Cómo te las arreglaste, querido niño, para matar al terrorífico demonio Tadaka cuando te dirigías al bosque? [...]
    El Señor Shiva le dice a Uma:
    [...] Ravana, el de las diez cabezas, se acercó a Maricha y se postró ante él, aun a pesar de lo egoísta y malvado que era. La docilidad de una criatura mezquina es una fuente de problemas, al igual que lo es la docilidad de una púa, un arco, una culebra o un gato.

    Bhavani Parvati, la charla amistosa de un villano es tan peligrosa como las flores que nacen fuera de estación.

    Después de ofrecerle su hospitalidad, Maricha le preguntó respetuosamente acerca de su viaje: "Hijo mío, que es lo que te tiene tan preocupado que has hecho solo todo el camino hasta aquí?"

    El desdichado Ravana le repitió con orgullo toda la historia y añadió: "Asume la falsa apariencia de un astuto venado para que así yo pueda raptar a la princesa".

    No obstante, Maricha se opuso: "Escucha Ravana, aunque aparece como un hombre, es el Señor de toda la creación animada e inanimada.
    No se puede pelear con El, querido hijo, moriremos cuando Él lo quiera y viviremos tan sólo si Él lo permite.
    Cuando estos dos príncipes fueron a custodiar el sacrificio del sabio Viswamitra, Sri Rama, el Señor de los Raghus, en un instante me golpeó con una flecha sin punta que arrojó desde una distancia de 800 millas.
    No sería bueno enfrentarse a ellos, Me encuentro en la misma posición en la que se encuentra un insecto capturado en el nido de un Bhrnga, donde quiera que miro veo a los dos hermanos.
    Aun en el caso de que sean seres humanos, querido hijo, son notables héroes, y no es aconsejable oponerse a ellos.
    ¿Crees acaso que un hombre puede matar a Tadaka y Subahu, romper el arco de Siva y acabar con Khara, Dusana y Trisira?
    "Por ello, y teniendo en cuenta el bienestar de tu raza, es mejor que regreses a casa."

    Al escuchar las palabras de Maricha, Ravana se enfureció y le dijo: "Necio, pretendes enseñarme como si fueses mi preceptor. Dime qué guerrero en este mundo puede competir conmigo". [...]

    Tadaka, + Sunda, demonio.