OmShantiOm
Inicio Novedades Enseñanzas Estudios Glosario Links relacionados Contacto Buscar

Sabio Valmiki

 

Vínculos de familia

Sabio Valmiki

  Descripción:

Rey de los bardos (poetas). Autor de El Ramayana

Tulsidas dice:
[...] Honor al rey de los bardos y al rey de los monos, encarnaciones de la inteligencia pura, que juguetean en los bosques sagrados encarnados en las glorias de Sita y Rama. [...]

[...]En agradecimiento a su propio ser, Tulsidas presenta esta delicada obra que narra en lenguaje común la historia del Señor de Raghus, de acuerdo con los Puranas, Vedas y Agamas e incluye lo escrito en el Ramayana y lo cogido de otras fuentes. [...]

[...] Me postro a los pies de loto del sabio Valmiki que compuso el Ramayana que, aunque contiene un relato del demonio Khara, es dulce y bello y a pesar de no tener errores está lleno de alusiones a Dusana. [...]

[...] El poeta más anciano conoce también la gloria del Nombre y alcanzó la pureza repitiéndolo en el orden inverso. [...]
[...] Atravesando bonitos bosques, lagos y colinas, El Señor llegó a la ermita de Valmiki. Allí los lotos de los estanques y los árboles estaban floreciendo; intoxicadas con su miel, las abejas zumbaban alrededor. Pájaros y animales hacían un ruido estruendoso y se movían a su antojo. Al oír que llegaba Sri Rama, el sabio salió a recibirle. Sri Rama se postró ante el sabio y el Santo brahmán le dio su bendición. Al ver al hermoso Señor, los ojos del sabio se alegraron, y Le condujo dentro de la ermita.
El santo sabio trajo deliciosos bulbos, raíces y frutas. Sita, Lakshmana y Rama comieron, y el sabio les colocó en lugares de honor.
Grande era la alegría de Valmiki al ver con sus propios ojos a Sri Rama, que era la dicha personificada. Entonces, uniendo Sus manos de loto, el Señor le habló diciendo:

"Tú puedes percibir todo lo relacionado con el pasado, el presente y el futuro, oh señor de los sabios, tienes todo el universo en la palma de tu mano".

Luego, el Señor le contó la historia de cómo la reina Kaikeyi le había exiliado al bosque.[...]
En respuesta a la pregunta del Señor sobre donde podría establecerse durante el exilio, Valmiki dice a Sri Rama:
[...] "Escucha, Rama, te voy a decir los lugares donde deberías vivir con Sita y Lakshmana. El corazón de aquellos cuyos oídos están repletos constantemente de los innumerables y hermosos ríos de las historias de Tu vida, será Tu más preciosa morada. Y el corazón de aquellos cuyos ojos anhelan verte como el pájaro Chataka anhela ver la nube cargada de lluvia, y desdeñando ríos, océanos y lagos, se satisface con una gota de tu jugosa belleza, sólo en ese corazón que te servirá de hogar, habitaréis Tú, Lakshmana y Sita.
"Tú moras en el corazón de aquel cuya lengua de cisne recoge las perlas de Tus virtudes del santo lago Manasarovar de tu gloria.
"Oh Rama, quédate en la mente de aquellos cuya nariz inhala con devoción la fragancia de las ofrendas sagradas (flores, sándalos) presentadas a Ti, que sólo comen lo que se ha ofrecido a Ti y visten con ropas dedicadas primero a Ti, cuyas cabezas se inclinan con sumisión ante un dios, maestro o brahmán, cuyas manos adoran los pies de Sri Rama todos los días, que tienen fe sólo en Rama y que acuden siempre a los lugares que Rama considera sagrados. Los que siempre están pronunciando el Mantra de Rama, rey de las fórmulas sagradas y Te adoran a Ti y a Tus amigos, que ofrecen agua a los Manes y derraman oblaciones en el fuego sagrado, que dan de comer a los brahmanes y les hacen abundantes regalos, que consideran a su preceptor más grande que Tú mismo y le esperan con todo honor y devoción; "Y que haciendo todo esto, sólo piden un favor como recompensa: 'Haz que tenga devoción a los pies de Sri Rama', que Tu trono esté en el templo de sus corazones para siempre. Permanece en ellos junto con Sita.
"Aquellos que no conocen lujuria, ira, arrogancia, orgullo o infatuación, que no tienen avaricia, emociones, atracción o aversión por nada, y que están libres del fraude, la hipocresía y el engaño, en esos corazones debes morar, oh Rey de los Raghus. Aquellos que son amados por todos y amigos de todos, para quienes la alegría y el dolor, el aplauso y el insulto son iguales, y que cuidadosamente pronuncian palabras verdaderas, que están entregados a Ti despiertos o dormidos y que no tienen otro apoyo más que Tú, en sus mentes, oh Rama, es donde debes vivir. Aquellos que miran a la esposa del otro como su propia madre y para quienes la riqueza de los demás es el veneno mortal, que se regocijan viendo la prosperidad ajena y se entristecen al ver el dolor de los demás y para quienes Tú, Rama, eres querido como sus vidas, esas mentes son Tus benditas moradas.
"Aquellos para los cuales eres al mismo tiempo maestro y compañero, padre y madre. preceptor y todo, en el templo de Su mente debéis residir Sita y vosotros dos. "Aquellos que pasan por alto las faltas de los otros y se fijan en sus virtudes y soportan las dificultades por los brahmanes y vacas, que son conocidos en el mundo como versados en las leyes de la justicia, sus mentes son Tu refugio. Aquel que atribuye sus virtudes a Ti y se siente responsable de sus errores, que depende totalmente de Ti y ama a Tus devotos, en ese corazón debes quedarte con la Hija de Videha, Sita. Aquel que, renunciando a casta y parientes, riqueza, fe gloria, familia, hogar y todo, Te ama en su corazón, ahí es donde debes permanecer siempre, oh Señor de los Raghus. Aquel para quien el cielo y el infierno, y la liberación del nacimiento y la muerte son iguales mientras pueda verte en todas partes armado con Tu arco y flechas, y que Te sirve en pensamiento, palabra y obra, haz de su corazón Tu morada suprema, oh Rama.
"Por último, aquel que nunca desea nada y te tiene un cariño natural, mora eternamente en su mente, pues esa es Tu propia casa."

El eminente sabio Valmiki le mostró así los lugares donde podía vivir y sus palabras alegraron el alma de Sri Rama.
El sabio continuó: "Escucha, oh Señor de la raza solar, ahora te diré un refugio que te será muy grato en estas circunstancias. Quédate a vivir en la colina Chitrakuta: ahí estarás cómodo: la colina es muy bella, e igualmente el bosque, guarida de elefantes, leones, ciervos y pájaros. Tiene un rio santo, glorificado en los Puranas, creado por la esposa del sabio Atri con las lágrimas de su penitencia. Es un afluente del Ganges y se llama Mandakaini, que destruye los pecados tan rápidamente como una bruja puede estrangular a los niños. Muchos grandes sabio como Atri viven allí practicando Yoga y pronunciando fórmulas sagradas y gastando sus cuerpos con la penitencia, Ve allí y recompensa los esfuerzos de todos, dando dignidad a esta montaña."

El gran sabio Valmiki describió la infinita gloria de Chitrakuta y los hermanos se dirigieron allí con Sita y se bañaron en el río sagrado. [...]
[...] Todo el mundo sabe que Valmiki se volvió como Brahma, Dios mismo, repitiendo el nombre Rama al contrario: Mara. [...]