OmShantiOm
Inicio Novedades Enseñanzas Sagrados Escituras Sagrados Nombres Estudios Glosario Links relacionados Contacto Buscar
Rey Sagara

 

Vínculos de familia

Cónyuges/Hijos(as)::
1. Keshini

2. Reina Sumati

Rey Sagara

  • Consorte (1): Keshini
  • Consorte (2): Reina Sumati

  Observaciones y comentarios:

  • El descenso del río celestial Ganges a la Tierra es asociado con el nombre del rey Bhagiratha quien practicó penitencia y austeridad durante 1.000 años hasta que consiguió hacer bajar el río.
    Los Puranas dicen que el rey Sagara, antepasado del ilustre Bhagiratha, realizó un sacrificio con un caballo que fue liberado con anterioridad al sacrficio.
    Los hijos del rey Sagara, que eran 60.000, salieron tras el caballo, buscando y cavando la tierra por todos lados. Encontraron al caballo en el nordeste al lado del divino sabio Kapila, quien estaba absorto en su meditación.
    Los necios y altaneros príncipes tomaron al sabio por ladrón y corrieron a asaltarle.
    El sabio abrió los ojos, y, como resultado de su ofensa, los príncipes fueron reducidos inmediatamente a cenizas por un fuego que emanaba de sus propios cuerpos.

    El rey Sagara tenía otro hijo, Asamañjasa. Su hijo, Amsuman, muy obediente a su abuelo, salió a buscar el caballo y lo encontró junto a las cenizas de sus tíos.
    También vio al gran sabio Kapila y le suplicó. El sabio, complacido, le dijo que el caballo era de su abuelo y le pidió que se lo devolviese.
    Luego le contó la muerte de sus tíos y añadió que éstos se salvarían sólo si sus restos eran lavados en el Ganges.
    Amsuman llevó el caballo a su abuelo, quien realizó debidamente el sacrificio del caballo y luego se retiró a los bosques tras instalar a su nieto en el trono de Ayodhya.

    El rey Amsuman y su hijo Dilipa practicaron austeridades sucesivamente durante cierto tiempo para hacer que el Ganges bajara al plano mortal, pero todo fue en vano.
    El hijo de Dilipa, Bhagiratha, al final consiguió traer el río a la Tierra y lo llevó al lugar donde yacían las cenizas de sus tíos.
    En cuanto el agua del Ganges tocó sus restos, sus espíritus quedaron absueltos del pecado de insultar a un santo sabio y ascendieron al cielo.
    Esta es la gloria del Ganges, que se dice que ha emanado de los pies de Bhagavan Vishnu mismo.
  • En las escrituras hindúes se menciona que, en otros tiempos, las montañas tenían alas y podían volar como pájaros, pero más tarde Indra les cortó sus alas con su rayo y desde entonces se volvieron estacionarias.
    La montaña Mainaka, sin embargo, que pudo acelerar su velocidad con la ayuda del dios del viento, corrió al océano y se escondió bajo sus aguas.
    La deidad que preside sobre el océano, que había sido engendrada por el Rey Sagara, aprovechó esta oportunidad para complacer a Sri Rama y ordenó a Mainaka que saliera de su escondite y ofreciera descanso a Su mensajero en medio del océano, permitiéndole así cruzarlo cómodamente. En gratitud al océano, quien le había estado dando refugio todo el tiempo, y para saldar su deuda con el dios del viento, Mainaka emergió de su refugio y se colocó como una posadera para que Hanuman pudiera descansar y recuperar sus energías. Hanuman, sin embargo, estimulado por su devoción a Sri Rama y dependiendo de Su gracia todopoderosa, no necesitó ningún otro apoyo y se despidió de la montaña dándole las gracias por sus servicios.
  • El océano de agua salada es también llamado Sagara ya que se formó en el lugar donde los 60.000 hijos del rey Sagara cavaron la tierra en el curso de su búsqueda del caballo perdido.
  • Sagara + Keshini.

    Sagara + Reina Sumati.