OmShantiOm
Inicio Buscar Enseñanzas Estudios Glosario Links relacionados Contacto
Señor Brahma
Sabio Atri

 

Vínculos de familia

Cónyuges/Hijos(as)::
1. Anasuya

Sabio Atri

  • Consorte (1): Anasuya

  Descripción:

Uno de los siete rishis (Saptarishis) creados por la mente de Lord Brahma

  Observaciones y comentarios:

  • Si bien los nombres de los Saptarishis varían a lo largo de los 14 Manuantaras (período de tiempo astronómico que caben en un Kalpa o día de Brahma), el nombre de Atri se repite en 9 de ellos.
  • El sabio Valmiki dice a Sri Rama:
    [...] "Escucha, oh Señor de la raza solar, ahora te diré un refugio que te será muy grato en estas circunstancias.
    Quédate a vivir en la colina Chitrakuta: ahí estarás cómodo: la colina es muy bella, e igualmente el bosque, guarida de elefantes, leones, ciervos y pájaros.
    Tiene un río santo, glorificado en los Puranas, creado por la esposa del sabio Atri con las lágrimas de su penitencia.
    Es un afluente del Ganges y se llama Mandakini, que destruye los pecados tan rápidamente como una bruja puede estrangular a los niños.
    Muchos grandes sabios como Atri viven allí practicando Yoga y pronunciando fórmulas sagradas y gastando sus cuerpos con la penitencia.
    Ve allí y recompensa los esfuerzos de todos, dando dignidad a esta montaña." [...]
    Sri Rama dice a Bharata:
    [...] "Haz lo que el sabio Atri te pide que hagas, querido hermano, y anda por los bosques sin ningún miedo. Son las bendiciones del sabio, querido hermano, lo que hace del bosque algo tan propicio, santo y exquisitamente hermoso. Deposita el agua de los santos lugares dondequiera que Atri, el mayor de los sabios, lo desee."
    Escuchando la respuesta de su señor, Bharata se alegró y con suma delicadeza fue e inclinó su cabeza ante los pies de loto del sabio Atri.
    ///
    Entonces Atri dijo a Bharata:
    "Hay un hermoso pozo junto a la colina; el agua de los lugares sagrados, incomparable y tan santa y dulce como el néctar, debe ser depositada en él".

    Tan pronto como recibió las órdenes de Atri, Bharata cargó sobre su cabeza todas las vasijas conteniendo el agua santa y junto a su hermano menor Satrughna y el sabio Atri y otros eremitas y santos, se encaminó hacia el pozo, insondable en su profundidad, y depositó el agua santa en este sagrado lugar.
    Transportado por la alegría, el sabio Atri, amorosamente, habló así:
    "Este lugar ha traído éxito a los guerreros desde tiempo inmemorial; pero al estar oculto desde hace tiempo nadie lo conoce. Mis sirvientes señalaron este suelo como rico en subterráneos manantiales de agua y cavaron en él un gran pozo con vistas a asegurarse buena agua.
    Por el decreto de la Providencia el mundo entero se ha beneficiado al arrojar en este pozo el agua de los lugares sagrados y la idea del mérito religioso que crece al bañarse en este pozo, difícilmente comprensible al intelecto ordinario, se ha convertido en algo fácilmente inteligible para todos.
    Ahora la gente lo llamará por el nombre de Bharatakupa: pozo consagrado a la memoria de Bharata.
    Su santidad ha sido acrecentada al haber sido mezclada agua de todos los santos lugares.
    Aquellos que se sumerjan en él con devoción y con la debida ceremonia se volverán puros en pensamiento, palabra y obra
    ".

    Hablando entre ellos de la gloria del pozo todos regresaron a la ermita de Sri Rama, el Señor de los Raghus; y el sabio Atri explicó al Jefe de los Raghus el poder purificante de este lugar santo.

    La noche iba pasando placenteramente mientras, llenos de amor, narraban sagradas leyendas. Así permanecieron hasta que empezó a romper el alba.
    Una vez terminadas sus rutinas de las primeras horas de la mañana y de recibir el permiso de Sri Rama, Atri y el preceptor, el sabio Vasistha, los dos hermanos, Bharata y Satrughna, comenzaron a caminar por el bosque, unidos al nombre de Sri Rama y acompañados de sus súbditos, todos ellos ataviados con simples vestiduras.
    ///
    De esta forma Bharata vagaba por el bosque; hasta los eremitas se sentían avergonzados al ver su devoción y austeridad.
    Las lagunas sagradas y los trozos de tierra, los pájaros y bestias, los árboles y hierbas, las colinas, bosques y huertas eran encantadores, maravillosos y preeminentemente santos.
    Viéndolos a todos tan divinos, Bharata formuló preguntas acerca de ellos; y en respuesta a sus preguntas el sabio Atri le contó con corazón complacido el origen, nombre, atributos y virtudes purificantes de cada uno. [...]
    [...] Durante su estancia en Chitrakuta el Señor de los Raghus llevó a cabo numerosas hazañas, tan dulces para los oídos como el néctar.

    Sri Rama pensó para sí mismo: "Ahora que todo el mundo me conoce, la gente acudirá aquí en gran número" .
    Por ello, despidiéndose de todos los eremitas, los dos hermanos, Sri Rama y Lakshmana, dejaron el lugar acompañados de Sita.
    El Señor se encaminó hacia la ermita de Atri y el gran sabio se llenó de gozo en cuanto se enteró.
    Estremeciéndose por completo de alegría, Atri se levantó de un salto y corrió a encontrarse con Él; viéndole venir, Sri Rama se apresuró también a su encuentro.
    Los dos hermanos se postraron ante el sabio, pero éste los levantó y abrazó contra su pecho, bañándoles con lágrimas de amor.
    Sus ojos estaban dichosos de contemplar la belleza de Sri Rama. Entonces, reverentemente los escoltó hasta su ermita.
    Ofreciendo su hospitalidad al Señor, le habló con amables palabras y le ofreció raíces y frutos, que Este saboreó con agrado.

    Tan pronto como el Señor tomó asiento, Atri, el mayor de los sabios, en su suprema sabiduría, puso sus ojos en su belleza, y juntando sus manos comenzó a exaltar sus virtudes:
    "Me postro ante Ti, amante de tus devotos, compasivo y amable. Adoro Tus pies de loto, que tienen el poder de otorgar a Tus amantes desinteresados un lugar en Tu propia morada.
    Tu cuerpo es exquisitamente hermoso; eres el monte Mandara que puede agitar el océano de la existencia mundana, Tus ojos son como lotos llenos de vida y liberas a Tus seguidores del orgullo y otros vicios.

    El poder de Tus largos brazos es inmenso y Tu gloria no tiene límites. Tú llevas contigo un carcaj, un arco y una flecha, oh Señor de los tres mundos!
    Eres la joya de la raza solar, y quien rompió el arco del gran Señor Shiva. Para deleite de los grandes sabios y santos, derrotaste al ejército de los demonios, enemigos de los dioses.
    El Señor Shiva se postra ante Ti, y Brama y otras divinidades te adoran. Eres la encarnación de la conciencia pura y destruyes todos los pecados.

    Me inclino ante el Señor de Lakshmi, fuente de la alegría salvación de los santos. Os adoro a Ti, a Tu esposa Sita y a y Tu hermano menor Lakshmana. A Ti, que eres el amado hermano de Indra, el señor de Sachi.
    Aquellos que adoren las plantas de Tus pies se verán libres de celos y no se sumergirán en el océano de las reencarnaciones, turbulento por las olas de las alteraciones.
    Aquellos que viven aislados, te adoran constantemente con sus sentidos, mente, etcétera. Totalmente subyugados por el deseo de obtener liberación son capaces de realizar su propio ser.
    Le adoro a Él, el misterioso Señor, que es uno, instante a instante, sin deseos, todopoderoso y omnipresente, el maestro del mundo, eterno, transcendiendo los tres Gunas: Sattva, Rajas y Tamas, y absoluto.
    Le adoro a Él que ama la devoción, que es totalmente inaccesible los conquistadores de mente sensual, pero que para sus devotos es como el árbol de los deseos, y que además es imparcial y fácil de adorar día a día.

    Me inclino ante el Señor de Sita, el Rey Rama de belleza morena.

    Me postro ante Ti, dame Tu gracia y otórgame devoción a Tus pies de loto.
    Los hombres que reciben este himno con respeto obtendrán sin duda tu protección, adquiriendo al mismo tiempo devoción a Tus pies.
    "

    Terminada su oración, el sabio inclinó su cabeza, y juntando sus manos habló de nuevo:
    "Mi mente, Oh Señor, nunca abandonará Tus Pies de Loto."

    Entonces Sita, que era de naturaleza buena y modesta, se aproximó a Anasuya, la esposa de Atri, y abrazó sus pies. La esposa del sabio se sintió profunda y extremadamente complacida; la bendijo y sentándose a su lado la vistió con ropajes celestiales y adornos que siempre podían permanecer nuevos, limpios y hermosos. En tono afectuoso y dulce la santa mujer comenzó a hablarle de algunas virtudes propias de una esposa...
    ///
    Entonces el Todo Misericordioso dijo al sabio:
    "Con tu permiso me dirigiré a otro bosque. Continúa derramando tu gracia sobre mí; y sabiendo que soy tu siervo, nunca dejes de amarme" .

    Escuchando estas palabras del Señor, que era muy virtuoso, el iluminado sabio replicó amorosamente:
    "Tú eres Rama, la Suprema Deidad, el amado de aquellos que no tienen deseos y amigo de los humildes, cuyo favor es buscado por Brama, que no tuvo nacimiento, por el Señor Shiva, el sabio Janaka y demás predicadores de la más alta Realidad; y sin embargo me diriges semejantes palabras. Ahora entiendo la sabiduría de Sri, diosa Lakshmi, que te eligió a Ti como su señor, excluyendo a todos los demás dioses.
    ¿Cómo podría aquel que es inigualable e insuperable ser menos amable de lo que Él es? ¿Cómo puedo decir: Mi Señor, ahora deberías irte? Dímelo, maestro, puesto que conoces los corazones de todos
    ".

    Diciendo esto el sabio signo contemplando al Señor, estremeciéndose por la emoción y con sus ojos llenos de lágrimas.
    Estremecido por tal exceso de amor, el sabio puso sus ojos en la cara de loto del Señor y pensó para sí mismo:
    "¿Qué oraciones he pronunciado y qué austeridades he llevado a cabo para que me sea permitido contemplar con mis propios ojos al Señor que está más allá de los tres Gunas, así como de todos los sentidos de la mente?"
    ///
    Postrando su cabeza a los pies de Loto del sabio, Sri Rama, el Señor de los dioses, seres humanos y sabios, se dirigió a los bosques.[...]

    Atri + Anasuya.