OmShantiOm
Inicio Novedades Enseñanzas Sagrados Escituras Sagrados Nombres Estudios Glosario Links relacionados Contacto Buscar
Rey Dadhichi

 

Vínculos de familia

Rey Dadhichi

  Descripción:

Sabio filántropo que dio su vida por el bien de los dioses y les ofreció sus huesos con los que el arquitecto de los dioses hizo un rayo para que Indra derrotara a Vrtra y a otros demonios.

También conocido como: Dadhici.

  Observaciones y comentarios:

  • Cuando Indra y los otros dioses fueron presionados duramente por el demonio Vrtra, se acercaron a Bhagavan Vishnu y buscaron Su protección.
    El Señor Vishnu les dijo que había un gran santo llamado Dadhichi practicando penitencia en el bosque Naimisha, y que si él les dejaba tener sus huesos podrían ser convertidos en un arma ante la cual ningún enemigo podría sobrevivir.
    Dadhichi, tan pronto como escuchó lo que los dioses necesitaban, renunció inmediatamente a su espíritu y de sus huesos Vishvakarma, el artesano de los dioses, hizo un rayo con el que Indra aniquiló fácilmente a Vrtra.
  • Tras la decisión de Dasaratha de entronizar como rey a Bharata en lugar de a Sri Rama:
    [...] Algunos decían: "El rey no ha obrado bien; no ha hecho bien en conceder a esa malvada su deseo, pues así ha causado su propia tragedia. Permitiendo ser dominado por una mujer ha perdido su sabiduría y su bondad".
    Otros más sensatos no culpaban al rey, pues conocían su alto nivel de moralidad.
    Y se repetían unos a otros las historias de Sibi, Dadhichi y Harischandra. [...]
    Ante el ruego de Sumantra para que regrese a Ayodhya, Sri Rama le dice:
    [...] "Querido padre, has estudiado todas las verdades de la religión.
    Sibi, Dadhichi y el rey Harischandra sufrieron grandes pruebas por salvar su virtud.
    Los sabios reyes Rantideva y Bali mantuvieron intacta su virtud a través de muchas penalidades.
    No hay virtud como la sinceridad: así lo dicen los Agamas, Vedas y Puranas.
    Yo he encontrado esa virtud por un camino fácil.
    Si lo abandono, se me odiará en los tres mundos."
    [...]