OmShantiOm
Inicio Buscar Enseñanzas Estudios Glosario Links relacionados Contacto
Rey Sibi

 

Vínculos de familia

Cónyuges/Hijos(as)::
1. Desconocido

Rey Sibi

  • Consorte (1): Desconocido

  Observaciones y comentarios:

  • El rey Sibi era famoso por su piedad y gran corazón.
    Una vez los dioses enviaron a Indra y Agni a que pusieran a prueba su generosidad. Agni tomó forma de paloma e Indra de halcón.
    Mientras el rey estaba sentado en su corte la paloma entró volando en la sala y se escondió en su regazo. El halcón la siguió, y mientras que la paloma se protegía del halcón, éste insistía que tenía derecho a destrozarla.
    El rey, que conocía su deber, decidió salvar a toda costa la vida de la paloma, pues como un auténtico Ksatriya, no podía traicionar a quien se había refugiado en él.
    Al mismo tiempo, reconoció el derecho del halcón a comer y no quería despojarle del alimento que se había ganado y sin el cual moriría de hambre.
    El rey ofreció al halcón cualquier otra cosa que deseara, pero el halcón no iba a estar satisfecho con nada que pesara menos que la carne del rey.
    Así pues, se trajeron unas balanzas, y mientras que la paloma se puso en una, el rey se quitó la carne con sus propias manos y la puso en la otra. Y aunque el monarca cortó y despedazó grandes trozos de carne de su fuerte cuerpo la paloma lo sobrepasaba en peso.
    Hasta que al fin el rey estaba a punto de cortarse la cabeza cuando Indra y Agni aparecieron en sus formas celestiales y se lo impidieron, bendijeron al rey y le devolvieron todo su cuerpo.
  • Tras la decisión de Dasaratha de entronizar como rey a Bharata en lugar de a Sri Rama:
    [...] Algunos decían: "El rey no ha obrado bien; no ha hecho bien en conceder a esa malvada su deseo, pues así ha causado su propia tragedia. Permitiendo ser dominado por una mujer ha perdido su sabiduría y su bondad".
    Otros más sensatos no culpaban al rey, pues conocían su alto nivel de moralidad.
    Y se repetían unos a otros las historias de Sibi, Dadhichi y Harischandra. [...]
    Ante el ruego de Sumantra para que regrese a Ayodhya, Sri Rama le dice:
    [...] "Querido padre, has estudiado todas las verdades de la religión.
    Sibi, Dadhichi y el rey Harischandra sufrieron grandes pruebas por salvar su virtud.
    Los sabios reyes Rantideva y Bali mantuvieron intacta su virtud a través de muchas penalidades.
    No hay virtud como la sinceridad: así lo dicen los Agamas, Vedas y Puranas.
    Yo he encontrado esa virtud por un camino fácil.
    Si lo abandono, se me odiará en los tres mundos."
    [...]

    Sibi +.