OmShantiOm
Inicio Buscar Enseñanzas Estudios Glosario Links relacionados Contacto
Sachi

 

Vínculos de familia

Cónyuges/Hijos(as)::
1. Indra, deidad

Sachi

  • Consorte (1): Indra, deidad

  Descripción:

También conocida como: Saci

  Observaciones y comentarios:

  • El rey Nahusa era piadoso e ilustre. Cuando Indra, señor del paraíso, cometió el pecado de matar al demonio Vrtra, brahmán de nacimiento, se escondió avergonzado en el lago Manasarovar.
    Viéndose sin rey, los dioses instalaron al rey Nahusa en el trono de Indra y le proclamaron rey.
    Una vez Nahusa vio a la esposa de Indra y enamorado de su belleza, anhelaba casarse con ella.
    Sachi, famosa por la fidelidad que profesaba a su marido, no hizo caso de las insinuaciones de Nahusa y se dirigió al sabio Brhaspati en busca de protección. Según el consejo de Brhaspati, Sachi aceptó tomar a Nahusa por esposo si este le llevaba en un palanquín conducido por los sabios.
    Nahusa, cegado por su pasión, y empeñado a toda costa a tomarla por esposa, aceptó la propuesta alegremente y convenció a los sabios para que le llevaran a hombros.
    Como los sabios, que se cansaron muy pronto, avanzaban muy despacio, Nahusa les espoleó y, al hacerlo, dañó al sabio Agastya, el cual pronunció una maldición contra él por la cual tomó forma de pitón.
  • Durante la boda entre Sri Rama y Sita:
    [...] Todas tenían cara de luna y ojos como los de una gacela, por la elegancia de su cuerpo robaban a Rati toda su presunción. Ataviadas con vestidos costosos de varios colores, se habían puesto adornos de muchas formas. Habían embellecido sus miembros con objetos auspiciosos, y cantaban melodías que hacían avergonzarse al cuco hembra.
    Brazaletes, campanillas alrededor del cinturón y tobilleras producían un sonido como de cascabeles al caminar, y hasta los elefantes del Amor palidecían al ver su paso. Sachi, Sarada, Rama, Bhavani y otras diosas que tenían un corazón puro e inteligentes por naturaleza, se disfrazaban de hermosas mujeres y se unían al gineceo real. [...]
    El sabio Bharadwaja invita a Bharata a ser su huesped en Prayaga:
    [...] El gran sabio creó tal riqueza que dejaba atónito al Creador mismo.
    Al contemplar el poder del sabio, a los ojos de Bharata las moradas de todos los que rigen las esferas del universo quedaban pequeñas. El lujo era indescriptible, al contemplarlo, los sabios olvidaban su desapego. Había asientos y lechos, tapices, toldos, bosques y jardines, pájaros y animales de distintas especies, flores de dulce fragancia y frutas que sabían a ambrosía, muchos lagos y estanques de aguas transparentes, comidas y bebidas de naturaleza pura, más deliciosas que el néctar y la ambrosía, y que los huéspedes, como fueran ascetas, dudaban en aceptar.
    Todas las casas tenían una vaca celestial y un árbol del paraíso; Indra, el rey de los dioses, y su compañera Sachi se volvían codiciosos al ver todo esto. [...]

    Sachi + Indra, deidad.