OmShantiOm
Inicio Novedades Enseñanzas Sagrados Escituras Sagrados Nombres Estudios Glosario Links relacionados Contacto Buscar

Bali, rey demonio

 

Vínculos de familia

Bali, rey demonio

  Descripción:

Demonio, rey de Patala (inframundo)

  Observaciones y comentarios:

  • El rey-demonio Bali era tan poderoso que adquirió el dominio sobre los tres mundos y maldijo a los dioses del cielo.
    La madre de los dioses, Aditi, oró al Señor Vishnu para que provea alivio y este último nació como un hijo de Aditi en la forma de un enano: Bhagavan Vamana.
    El enano se presentó ante Bali como un niño brahmán pidiéndole limosna.
    El rey demonio prometió darle lo que le pidiera y Bhagavan Vamana dijo que Él sólo quería tanta tierra como se pudiera medir en tres pasos.
    El rey Bali, que se destacó por su generosidad, concedió la petición del brahmán de inmediato.
    El divino Enano entonces asumió dimensiones colosales y de un paso midió toda la tierra cubriendo el cielo con otro.
    Para el tercer paso, Bali ofreció su propia cabeza como apoyo y el Señor Vamana plantó Su pie sobre el bendito demonio enviándolo a la región subterránea de Patala, conocida con el nombre de Sutala, de la que se convirtió en el soberano.
  • Al exigirle al rey Dasaratha que cumpla con su palabra de otorgarle dos dones (la entronización de Bharata y el exilio de Sri Rama), la reina Kaikeyi le dice:
    [...] "Si mis palabras te atraviesan como flechas cuando entran en tus oídos, ¿por qué no haces tus promesas después de pensarlo bien?
    Acepta mi propuesta o recházala. Tú siempre cumples tus promesas.
    Rechaza los favores que me prometiste; abandona la verdad y fomenta la infamia en el mundo.
    Alabando la verdad me prometiste dos dones imaginando que yo pediría un puñado de granos.
    Sibi, Dadhichi y Bali cumplieron su palabra a costa de su propia vida y posesiones". [...]
    Ante el ruego de Sumantra para que regrese a Ayodhya, Sri Rama le dice:
    [...] "Querido padre, has estudiado todas las verdades de la religión.
    Sibi, Dadhichi y el rey Harischandra sufrieron grandes pruebas por salvar su virtud.
    Los sabios reyes Rantideva y Bali mantuvieron intacta su virtud a través de muchas penalidades.
    No hay virtud como la sinceridad: así lo dicen los Agamas, Vedas y Puranas.
    Yo he encontrado esa virtud por un camino fácil. Si lo abandono, se me odiará en los tres mundos."
    [...]
    Luego que Sampati indicara donde estaba cautiva Sita, Jambavan dice:
    [...] "Yo soy ya demasiado viejo, y en mi cuerpo no queda ni una partícula de mi fuerza inicial.
    Cuando Sri Rama, el que mató al demonio Khara, asumió la forma de Trivikrama, era joven y poseía una gran fuerza.
    En su esfuerzo por capturar a Bali, el Señor alcanzó un tamaño indescriptible. Sin embargo, en menos de una hora, corrí exactamente siete veces alrededor suyo". [...]
    Angada, el hijo de Vali, dice a Ravana:
    [...] "Dime, Ravana, ¿cuántos Ravanas hay en el mundo?
    O mejor, escucha sobre cuántos yo he oído hablar.
    Uno fue el mundo inferior, Patala, a conquistar a Bali y fue encerrado en los establos por los niños, quienes se burlaron de él y le azotaron hasta que Bali se compadeció de él y le puso en libertad.
    Otro fue descubierto por el rey Sahasrabahu, quien le persiguió y capturó como si fuese una extraña criatura y se lo llevó a su casa por pura diversión. Entonces el sabio Pulastya fue en su busca y consiguió su libertad.
    Y todavía hay otro, y me siento muy avergonzado al hablarte de él; éste fue apresado bajo el brazo de Vali.
    No te enfades, Ravana, pero dime la verdad, ¿cuál de éstos podrías ser tú?".
    ///
    "Sí, no hay nadie en todo el mundo tan humillado como tú.
    Eres tímido por naturaleza, puesto que nunca aceptas alabarte a ti mismo.
    Por ejemplo, las historias de la ofrenda de tus cabezas al señor Shiva y el levantamiento de la montaña Kailasa han sido creadas por tu mente y desde entonces las has contado veinte veces.
    Y la historia de que por la fuerza de tu brazo fuiste capaz de conquistar a Sahasrabahu, Bali y Vali, la has guardado en secreto en tu corazón.
    Escucha, necio, y no alardees más.
    ¿Puede alguien convertirse en un héroe por el hecho de cortarse su propia cabeza?
    A un prestidigitador nunca se le ha considerado un héroe a pesar de que corte en trozos todo su cuerpo con sus propias manos. [...]