OmShantiOm
Inicio Novedades Enseñanzas Estudios Glosario Links relacionados Contacto Buscar
Sabio Pulastya
.....
Sumali, demonio
Ketumati
Sabio Vishrava
Kaikasi, mujer demonio

Ravana, rey demonio

 

Vínculos de familia

Cónyuges/Hijos(as)::
1. Mandodari, reina

Ravana, rey demonio

  • Consorte (1): Mandodari, reina

  Descripción:

Rey demonio.
También conocido como: Patapabhanu, Rey de Lanka.

  Observaciones y comentarios:

  • Segunda encarnación de Jaya, guardián de Lord Vishnu
  • El Ramacharitamanasa de Tulsidas presenta una dicotomía que se está investigando.
    Por un lado, se menciona que el Señor Shiva le dice a Uma que Jaya y Vijaya vuelven a nacer, primero como Hiranyaksha y Hiranyakashipu y luego como Ravana y Kumbhakarna.
    Por otro lado, el sabio Yajñavalkya dice a Bharadwaja que Sambhu (Shiva) le relató a Girija (Uma) una antigua y sagrada leyenda en la que son el rey Pratapabhanu y su hermano Arimardana, junto con su ministro Dharmaruchi quienes vuelven a nacer como Ravana, Kumbhakarna y Vibhisana.


  • [...] "...pero Rama destruyó la armada en un instante . El demonio de diez cabezas, Ravana, se enfureció cuando supo de la destrucción de Khara, Dusana y Trisira.
    Después de consolar a Surpanakha, se vanaglorió de su gloria, pero se retiró a su palacio inundado por una gran ansiedad que no le permitió dormir en toda la noche.
    Entre los dioses, seres humanos, demonios, Nagas y pájaros —pensó-—, no hay nadie que pueda compararse a mis sirvientes. Y en lo que respecta a Khara y Dusana, eran tan poderosos como yo; ¿Quién, sino el mismo Señor pudo haberles matado? Por lo tanto, si el Señor, el Deleite de los dioses y el Mitigador de las cargas Terrestres, se ha manifestado en la Tierra, iré y lucharé con El y así, pereciendo bajo sus flechas. cruzaré el océano de la existencia mundana. La adoración está fuera de lugar en este cuerpo demoníaco, creado del principio de la ignorancia: Tamas. Por ello, ésta es mi resolución en pensamiento, palabra y obra. Y si resulta que son príncipes mundanos, venceré sobre ambos en la batalla y raptaré a la mujer. Después de tomar esta decisión montó en su carroza y se dirigió solo al lugar donde vivía Maricha a orillas del mar.
    ___________

    Habiendo llevado a cabo las ceremonias de después de la muerte en respeto a su hermano perdido, Jatayu, a la orilla del mar, Sampati narró su propia historia, "Escuchad, oh jefes monos: en nuestra primera juventud, Jatayu y yo volamos en el cielo y alcanzamos la orbe del Sol. Jatayu no pudo soportar el calor del Sol y se dio la vuelta; pero yo en mi orgullo avancé cerca del Sol. Mis alas se quemaron con el calor fuera de lo normal y caí al suelo con un grito de terror. Un sabio, de nombre Chandrama, que vivía allí, se compadeció de mí al verme. Me enseñó sabiduría espiritual y me libró de mi identificación con el cuerpo. En la era de Treta, el Supremo Espíritu tomará la forma de un ser humano y el rey demonio, Ravana, raptará a Su Esposa. El Señor enviará espías a buscarla y tú serás absuelto de todos tus pecados por encontrarte con ellos, Tus alas brotarán de nuevo; no te preocupes más por ello. Tan sólo tendrás que mostrarles dónde encontrar a Sita. La predicción del sabio se ha realizado hoy; por ello, seguid mis instrucciones y llevad a cabo los intereses del Señor. En la cima de la colina de Trikuta se alza la ciudad de Lanka; Ravana, temerario por naturaleza, vive allí. En esta ciudad, en el jardín de Asoka, está apresada Sita, sumergida en un profundo dolor. [...]
    ______________________

    [...]Y el alma del mono ante su poder se inquietó más de lo que se hubiera asustado Garuda, rey de los pájaros, en medio de un grupo de serpientes.
    En cuanto el monstruo de diez cabezas vio al mono se rió de él y lo injurió. Sin embargo pronto recordó la muerte de su hijo y se sintió profundamente triste.
    Dijo el rey de Lanka, eres, mono y bajo el poder de quién has destruido el bosque? ¿Es que nunca has oído mi nombre? Creo que eres un osado infeliz muy fuera de lo común. ¿Debido a qué ofensa mataste a los demonios? Dime, loco, ¿no tienes miedo de perder tu vida?
    Escucha, Ravana: recuerda a Aquel por cuyo poder Maya produce innumerables universos; por cuyo poder, oh monstruo de diez cabezas, Brama, Hari (Visnu) e Isa (Siva) continúan desempeñando sus respectivas funciones en la creación, preservación y destrucción del universo, por cuya fuerza la serpiente de mil cabezas Sesa mantiene sobre su cabeza todo el globo con sus montañas y bosques, aquel que cambia de forma tanto para proteger a los dioses como para enseñar una lección a infelices como tú; aquel que rompió el inflexible arco de Siva y que aplastó con él el orgullo de una hueste de príncipes; aquel que mató a Khara, Dusana, Trisira y Vali, todos inigualables en fuerza;
    A causa de una pizca de su fuerza fuiste capacitado para conquistar toda la creación, tanto la animada como la inanimada, y aquel cuya querida esposa ha sido robada por ti. Conóceme como su enviado.
    Soy consciente de tu gloria; tuviste un combate con Sahasrabahu y ganaste distinción en tu combate con Vali.
    Ravana oyó las palabras de Hanuman pero las tomó a broma. Porque me sentía hambriento comí la fruta y rompí las ramas como acostumbran a hacer los monos. El cuerpo de uno, maestro, es supremamente querido para todos; y sin embargo esos malvados insisten en destruirme, así que no tuve ninguna alternativa más que devolverles sus golpes. No obstante tu hijo Meghanada me ató; pero aun así no me avergüenzo de haber sido atado, interesado como estoy en servir la causa de mi Señor. Te imploro con las manos juntas, Ravana: abandona tu altanería y escucha mi consejo. Piensa en tu linaje y mira las cosas desde esa perspectiva; desengáñate y adora a Aquel que dísipa el miedo de sus devotos. Nunca te enfrentes a aquel que devora a todos los seres creados, animados e inanimados, tanto a los dioses como a los demonios. Y devuelve la hija de Janaka en respuesta a mi ruego.
    El Señor Sri Rama, destructor de Khara, es protector del que suplica y océano de compasión. Olvidando tus ofensas, te dará refugio si vuelves a El buscando protección.
    Graba la imagen de los pies de loto de Sri Rama en tu corazón y disfruta la ininterrumpida soberanía de Lanka. La gloria de la Saga Pulastya de tu abuelo brilla como la Luna sin sus manchas; no seas una mota en esa luna. El lenguaje no tiene encanto sin el nombre de Sri Rama. Reflexiona y comprueba por ti mismo, dejando a un lado las arrogancias y la infatuación. Una bella señora sin vestidos, oh enemigo de los dioses, no se alaba a sí misma aunque esté adornada con toda clase de joyas. La fortuna y el poderío de un hombre que es hostil a Rama acaban por abandonarle aunque permanezca por un tiempo y si se vuelven a conseguir es igual que si no estuvieran, Los ríos que no tienen una fuente perenne se secan por completo tan pronto como se termina la lluvia. Escucha, oh Ravana, te digo bajo juramento que no hay nadie que pueda salvar a aquel que se opone a Sri Rama. Sankara, Visnu y Brama en sus miles de manifestaciones no están capacitados para protegerte, siendo enemigo de Sri Rama. Abandona el orgullo, que es Tamoguna, oscuridad, apoyada como está en la ignorancia y fuente como es de tanto dolor; y adora al Señor Sri Rama, jefe de los Raghus y océano de compasión.
    Aunque Hanuman le dio un consejo extremadamente saludable, lleno de devoción, discreción, desinterés y sabiduría, el presuntuoso Ravana rió y dijo, este mono hemos encontrado al más sabio Guru! Y volviéndose hacia Hanuman continuó: La muerte cuelga sobre tu cabeza, oh infeliz; por eso has comenzado a aconsejarme, oh vil mono . Lo contrario es exactamente lo que va a ocurrir —replicó Hanuman—. Claramente percibo que estás actuando bajo una ilusión mental. Oyendo estas palabras de Hanuman, Ravana se irritó. qué no matáis alguno de vosotros a este loco? Tan pronto como los demonios lo oyeron, se lanzaron hacia él para matarlo. En ese mismo momento vino Vibhisana, hermano menor de Ravana, con sus consejeros. Inclinando su cabeza hizo una humilde petición: Es contrario a. todo arte de gobernar: no se debe matar a ningún enviado. Puede ser castigado en cualquier otra forma, mi señor . Uno al otro se dijeron: Esto suena a consejo, hermano . Oyendo esto, Ravana, el de diez cabezas, rió y dijo: De acuerdo, el mono puede ser enviado de vuelta mutilado.
    Los monos le tienen mucho cariño su cola: te cuento este secreto. Por lo tanto, vendemos su cola envuelta en trapos mojados en aceite y prendámosle fuego después.
    Cuando el mono regrese sin cola, el infeliz traerá a su maestro con él, y así tendré una oportunidad de ver su poder, que tan prodigiosamente ha sido exaltado. Hanuman sonrió para sí al oír estas palabras. Creo que la diosa Sarada ha probado serme útil. Oyendo el mandato de Ravana los estúpidos demonios empezaron a hacer lo que se les había ordenado. En la ciudad no quedó ni un trapo, ni una gota de ghee (mantequilla purificada) o aceite, pues la cola había crecido hasta tal longitud debido al fuego de Hanuman. Los ciudadanos se apiñaron para contemplar el espectáculo, daban patadas a Hanuman y se burlaban grandemente de él. Le paseaban por toda la ciudad mientras que tocaban los tambores y aplaudían prendiéndole fuego a la cola. Cuando Hanuman vio el resplandor del fuego, inmediatamente adquirió un tamaño completamente diminuto, y escurriéndose de sus lazos saltó a los áticos del palacio de oro, ante el espanto de los demonios.[...]
    ________________
    [...]Cuando el loco Ravana, que era conocido por todo el mundo por su arrogancia, oyó la admonición de Mandodari, rugió riéndose y dijo: Se dice verdaderamente que una mujer es temerosa por naturaleza. Ella siente miedo incluso en las buenas ocasiones, pues su mente es muy débil. Si la hueste de monos viene, los demonios harán banquetes con ellos y así se alimentarán. Los mismos guardianes de las esferas temblaban de miedo ante mí; ¡qué ridículo que tú, mi esposa, estés asustada! Diciendo esto se rió y la abrazó y luego se fue a su sala de consejos mostrando gran afecto por ella. Mandodari, sin embargo, se sintió profundamente preocupada y pensó que el cielo se había vuelto en contra de su señor. Y cuando éste ocupó su asiento real en la sala de consejos, le hicieron saber que toda la hueste invasora había llegado al otro lado del océano. Y Ravana dijo a sus consejeros: Decidme qué debo hacer . Ellos, sin embargo, rieron y replicaron: Unicamente manténte tranquilo, mi señor. Vuestra majestad no encontró dificultad cuando conquistó a los dioses y demonios. ¿Qué importancia pueden tener ahora los hombres y los monos?
    Cuando un sacerdote, un médico y un preceptor religioso, los tres usan palabras agradables por miedo o esperanza de recompensa, el resultado es siempre que el control, la salud y la fe terminan siendo devorados por los perros.
    Esta fue la situación ardua que se le presentó a Ravana. Todos ellos le alababan únicamente en su presencia. [...]
    _______________________
    [...] Entonces, mirando hacia el Sur, el Señor todo misericordioso habló así:
    Vibhisana, mira cómo las nubes se acumulan rápidamente y cómo los relámpagos se proyectan en la región meridional. Una nube amenazadora está retumbando suavemente y me temo que puede acontecer una fuerte tormenta. Vibhisana replicó: Escucha, mi gracioso Señor: no se trata de relámpagos ni de acumulaciones de masas nubosas. En la cumbre de Lanka hay un salón donde Ravana está presenciando un concurso de música y danza. Es la enorme sombrilla real que se extiende sobre su cabeza, lo que da la sensación de ser una espesa y oscura masa de nubes; los adornos en los oídos de la reina Mandodari, mi señor, producen destellos como los de los relámpagos; y la incomparable música de los platillos y tambores es el dulce retumbar que Tú, oh rey de los moradores del cielo, escuchas . El Señor sonrió al oír hablar de la arrogancia de Ravana; tensó su arco y en la cuerda del mismo ajustó una flecha.
    De un simple tiro el Señor atravesó la sombrilla y las coronas de Ravana, así como los pendientes de Mandodari, los cuales cayeron al suelo a la vista de todos, sin que nadie pudiera descubrir el misterio. Habiendo llevado a cabo esta sobrecogedora hazaña, la flecha de Sri Rama dio la vuelta y fue a parar de nuevo a su carcaj.[...]

    Ravana, + Mandodari, reina, hija de Maya, demonio y Hema.