OmShantiOm
Inicio Novedades Enseñanzas Sagrados Escituras Sagrados Nombres Estudios Glosario Links relacionados Contacto Buscar
Sukesh, demonio
Sumali, demonio
Ketumati
Akampana, demonio

 

Vínculos de familia

Akampana, demonio

  Descripción:

Demonio. General del ejército de Ravana.
Fue muerto por Hanuman quien, durante una feroz batalla, arrancó un árbol y le pegó en la cabeza.

  Observaciones y comentarios:

  • Si bien la traducción del Sánscrito al Ingles del "Ramacharitamanasa" de Tulsidas indica que Akampana y Atikaya eran "hijos de Ravana", en realidad,el hijo es Atikaya mientras que Akampana es el tío ya que era hermano de Kaikesi, la madre de Ravana.
  • En referencia al ejército de Ravana, el sabio Yajñavalkya dice al sabio Bharadwaja
    [...] Había otros muchos héroes, como el terrible Kumukha, el intrépido Akampana, Kulisarada, que poseía dientes como rayos, el fiero Dhumaketu y el gigantesco Atikaya, cada uno de los cuales era capaz de dominar el mundo entero.
    Tomando la forma que desearan eran diestros en todas las manifestaciones de la Maya, y nunca pensaban en la piedad o la compasión. [...]
    Durante el enfrentamiento entre los ejércitos de Sri Rama y Ravana:
    [...] Los dos ejércitos eran igualmente fuertes y los guerreros estaban equipados de una forma similar; exhibiendo su marcial valentía luchaban con furia asemejándose a una masa de lluviosas y otoñales nubes, que unas contra otras son conducidas por un fuerte viento.

    Cuando los generales Akampana y Atikaya (hijo de Ravana) vieron que sus tropas perdían terreno, emplearon los trucos ilusorios de la Maya.
    En un instante todo se puso oscuro como la boca del lobo y empezó a caer un chaparrón de sangre, piedras y cenizas.
    Ante la densa oscuridad que reinaba en todas partes, las huestes de monos estaban desconcertadas.
    No podían verse los unos a los otros y el bullicio crecía por doquier.

    El Señor de los Raghus comprendió de qué se trataba y convocó a Angada y Hanuman.
    Les informó de todo cuanto estaba sucediendo y les dio las instrucciones necesarias.
    Los dos jefes monos, tan pronto como escucharon las instrucciones, salieron llenos de furia.
    Entonces el Todomisericordioso tensó Su arco sonriendo e, inmediatamente, dejó volar una flecha.
    De pronto apareció luz por todas partes y no quedó señal de oscuridad por ningún lado; las dudas también desaparecieron ante el amanecer de la iluminación espiritual. [...]

    ///

    [...] Cuando el monstruo de diez cabezas oyó estas noticias, totalmente desesperado se golpeaba la cabeza una y otra vez.
    Perplejo y resentido, llamó a Kumbhakarna, su hermano menor, a quien logró despertar usando todo tipo de recursos.
    Una vez despierto e incorporado, parecía la muerte en persona.

    Kumbhakarna preguntó: "Dime, hermano, ¿por qué estás tan preocupado?"

    El arrogante Ravana le contó toda la historia, hasta cómo había arrebatado a Sita.
    "Amado hermano, los monos han matado a todos los demonios y acabado con los más grandes guerreros.
    Durmukha, Devantaka, enemigo de los dioses, Narantaka, devorador de los hombres, el poderoso campeón Atikaya, de enormes proporciones, y Akampana, quien nunca tiembla de miedo, y otros héroes como Mahodara, el barrigudo, tan fiel en la lucha; todos ellos han caído en el campo de batalla."

    Al oír las palabras de su hermano, el monstruo de diez cabezas, Kumbhakarna se sintió muy afligido.
    "Después de raptar a la madre del universo, necio, todavía esperas conseguir algo bueno." [...]