OmShantiOm
Inicio Buscar Enseñanzas Estudios Links relacionados Contacto
Rey Dasaratha

 

Vínculos de familia

Cónyuges/Hijos(as)::
1. Kausalya

2. Reina Sumitra
3. Kaikeyi

Rey Dasaratha

  • Nació: Ayodhya
  • Consorte (1): Kausalya
  • Consorte (2): Reina Sumitra
  • Consorte (3): Kaikeyi

  

"Un día cuando Dasaratha era joven, salió a cazar y llegó a orillas del Sarayu buscando diversión. El sol se había puesto y el rey oyó a lo lejos lo que creyó ser el grito de un elefante salvaje. El rey, que era experto en acertar algo invisible solo con su sonido,, lanzó una flecha que fue a parar a un joven ermitaño, Sravana, que estaba llenando una jarra para sus ciegos y ancianos padres. El rey, dolorido, descubrió que lo que le había parecido el trompeteo de un elefante había sido el sonido causado por el agua al caer del jarro. Al ermitaño no le importaba su propia muerte pero estaba preocupado por sus desvalidos padres, que dependían totalmente de él. Entonces, imploró al rey que llevase el agua a la ermita y le contase a sus padres lo que le había ocurrido. El ermitaño murió y el rey hizo lo que le había pedido. Los padres de Sravana le pidieron al rey que les llevara donde estaba su hijo muerto, y llenos de agonía maldijeron al rey, diciendo que él también moriría de pena al perder un hijo. El rey, a la hora de su muerte, se acuerda de éste incidente.
_________________________________________

[...]En ese mismo momento el Rey Dasaratha apareció en escena, en su forma celestial; sus ojos estaban llenos de lágrimas mientras contemplaba a su hijo, Sri Rama.
El Señor y Su hermano menor, Laksrnana, le reverenciaron, y el padre a cambio les dio sus bendiciones.

“Querido padre, tan sólo por tus méritos yo derroté al invencible rey de lo demonios.”

Dasaratha estaba sobrecogido de emoción al escuchar las palabras de su hijo; de nuevo las lágrimas corrieron por sus ojos y el pelo de su cuerpo se quedó erizado.
El Señor de los Raghus comprendió que Su padre sentía por El el mismo afecto que antes; por ello le miró y le otorgó gran sabiduría.

Uma, continuó el Señor Siva, Dasaratha no consiguió beatitud total por el simple hecho de fijar su corazón en la Devoción a la vez que mantenía su propia identidad. Los adoradores de Dios en su forma humana rechazan la beatitud suprema, pues Sri Rama les concede devoción a Su propia persona.

Después de postrarse una y otra vez ante el Señor, Dasaratha volvió dichoso a su morada en el cielo.[...]
________________________________

[...] El período del exilio de Sri Rama terminaba en el espacio de un solo día, lo que hacía que la gente de la ciudad estuviese extremadamente ansiosa. Desolados .por la separación de Sri Rama, hombres y mujeres estaban sumergidos por igual en sus pensamientos. Mientras tanto, aparecían favorables presagios de todo tipo y todo el mundo se sentía alegre. La ciudad misma brillaba por todas partes, como si anunciase las buenas del Señor. Kausalya y las otras madres se sentían inmensamente felices, como si alguien estuviese a punto de comunicarles que el Señor había llegado junto con Sita y Laksmana. [...]

Dasaratha + Kausalya.

Dasaratha + Reina Sumitra.

Dasaratha + Kaikeyi, hija de Kekaya y Desconocido.