OmShantiOm
Inicio Buscar Enseñanzas Estudios Links relacionados Contacto
Marichi
Kala
Daksa
Kashyapa
Diti
Hiranyaksha (demonio)

 

Vínculos de familia

Hiranyaksha (demonio)

  

[...] Cuando Mandodari, mujer de Ravana, escuchó que el Señor había llegado y construido un puente sobre el océano como si se tratase de un simple juego, cogió a su esposo de la mano, lo condujo a su propio palacio y le habló con las palabras más dulces. Inclinando su cabeza a los pies de Ravana, le extendió la punta de su vestido en un acto de súplica y dijo: "Escucha mis palabras sin enfadarte, amado mío: sólo se debe entrar en hostilidad con aquél al que se puede conquistar por ingenio o fuerza física. Las diferencias entre el Señor de los Raghus y tú, son en cualquier caso análogas a las que existen entre la luciérnaga y el Sol. El es quien dispone del Madhu y Kaitabha más poderoso y quien acabó con los más valientes de los hijos de Diti, Hiranyakasipu y Hiranyaksa, y no sólo eso, sino que es también quien sentenció a Bali y expulsó al Rey Sahasrabahu, así llamado por poseer 1.000 brazos. Es aquel que bajó a la tierra para aliviarla de su aflicción. Mi señor, no deberías oponerte a Aquél que es el Dueño del Tiempo, el destino y el alma. [...]

  Observaciones y comentarios:


Primera encarnación de Vijaya, guardián de Lord Vishnu




El demonio Hiranyaksa, en la forma de pena, arrebató la esfera que representa la razón de la asamblea, la cual, como un ejército de virtudes fue la fuente de toda la creación. Entonces el gigantesco jabalí en la forma de la discreción de Bharata, la rescató en un instante.
---
La metáfora ha sido tomada de la historia de Hiranyaksa, narrada en detalle en el Srimad Bhagavata (Libro III, cap. 13, 18 y 19). Al principio de la Creación, cuando Manu y Satarupa fueron creados por Brama, la pareja pidió a su progenitor que les dijese lo que tenían que hacer. Brama les pidió que procreasen para así extender la raza humana. No obstante, Manu vio que la esfera estaba sumergida bajo las aguas, no encontrando así tierra sólida donde pisar. A este respecto, expuso a Brama sus quejas, el cual quedó pensativo y empezó a meditar. De pronto, un pequeño jabalí del tamaño del dedo gordo de una mano humana apareció por una de las ventanas de su nariz y en un abrir y cerrar de ojos, tomó las dimensiones de una enorme montaña. Al principio, Brama y Sus hijos nacidos de su mente, Marichi y otros, se preguntaban quién era esa criatura; pero al final llegaron a la conclusión de que el mismo Señor había adoptado esa forma para disipar su ansiedad. En ese momento el divino Jabalí se sumergió en el océano, que en el tiempo de la última disolución se había tragado la Tierra, y emergió con la Tierra sujeta en Sus colmillos.
El demonio Hiranyaksa, que ya se había dado cuenta de que el jabalí era el todopoderoso Señor Visnu, se presentó ante el Señor con una maza en la mano y le retó a un duelo. El Señor puso la Tierra sobre el agua, apoyándola sobre Su propio poder sustentador y volviéndose hacia el demonio le mató después de una dura batalla.